Quienes Somos

Un concepto que nació hace 165 años.

Cuando Edward Ashcroft fundó nuestra empresa en 1852, su intención era proteger la industria del vapor y sus trabajadores mediante la construcción de instrumentos más sofisticados y confiables. Los tiempos han cambiado, pero nuestro propósito no.


Hoy, nos basamos en la visión del Sr. Ashcroft y la convertimos en el centro de nuestra marca. El punto esencial es la PROTECCIÓN. Es nuestra promesa, nuestra pretensión, nuestra pasión. Esa es la razón por la cual existimos. Nuestro objetivo es proteger las personas, los procesos y las ganancias de nuestros clientes. Nos esforzamos constantemente para fabricar y ofrecer los instrumentos de presión y temperatura más innovadores y mejor diseñados del planeta, junto con una atención al cliente de primer nivel.


De esta forma, cumplimos con nuestro propósito y nos convertimos en una empresa a en la que la gente puede confiar. Y quizás, en el proceso, logremos convertir al mundo en un lugar mejor y más seguro.

¡Confía en el escudo!


NUESTROS PRINCIPALES VALORES

Queremos que siempre confíes en el escudo, por lo que tenemos cinco valores fundamentales para trabajar todos los días.

Pensar primero en el cliente.

Cada acción, plan o proyecto debe comenzar pensando en el cliente. Siempre tenemos que ver el mundo a través de sus ojos. Debemos conocer sus negocios y aplicaciones, anticiparnos a sus necesidades y actuar en forma proactiva para protegerlo.

Nunca conformarnos/Desafiar el status quo.

Ser los mejores significa superarse continuamente y nunca darnos por satisfechos o conforme con el desempeño personal y el rendimiento de la empresa. Las respuestas de ayer no son siempre las respuestas correctas. En Ashcroft, necesitamos desafiarnos constantemente unos a otros para mejorar.

Respetarnos unos a otros.

Só podemos fazer isso juntos. Precisamos celebrar nossa diversidade, compartilhar as nossas ideias e ampliar nosso pensamento coletivo. Debate construtivo e respeito geram melhores soluções.

Pensar más allá de los límites.

Es decir, pensar en forma innovadora. Cruzando las fronteras. Fuera de la fábrica. Más allá de tu función. Fuera de tu zona de conforto.

Ganar como equipo.

Trabajar en conjunto hacia una visión común. Hacer que las metas comunes sean más importantes que las individuales es lo que hace que Ashcroft sea exitosa. Un equipo siempre entrega más que la suma de sus partes.